PREV
PLAY
NEXT
3F-Filippi
Social Network
Idiomas
my3F
Contactos
Empresa
Productos
Referencias
Download
Infopoint
Press Area
Búsqueda
Targetti
Duralamp
Social Network
Idiomas
my3F
Contactos
Referencias
Historia de caso
LILT - Biella
Domótica, calidad y ahorro energético: 3F Filippi ilumina el nuevo Spazio LILT de Biella
El Estudio S.T.A.P.I. de Turín ha utilizado las luminarias de la empresa de Pianoro (Bolonia) para el nuevo policlínico oncológico diseñado por el arquitecto Ottavio Di Blasi de Milán.

Concluido a finales de 2016, el diseño para el nuevo Spazio LILT (Liga Italiana para la Lucha contra los Tumores) de Biella es la demostración actual de cómo, gracias a una adecuada tecnología, la utilización de cuerpos iluminantes fluorescentes garantiza actualmente una iluminación óptima y, simultáneamente, una enorme optimización del consumo energético. Esta ha sido la elección del Estudio Asociado de diseño de Turín, S.T.A.P.I., que ha diseñado toda la instalación eléctrica y de iluminación de una moderna estructura que recibe a los ciudadanos que deben someterse a exámenes de prevención del cáncer o protocolos de rehabilitación en las fases post-agudas.

La elección de luminarias fluorescentes se vincula al largo proceso de diseño del Spazio LILT, ya que los recursos económicos para su finalización han ido llegando gradualmente con el tiempo, y solo a través de contribuciones privadas. El proceso comenzó en el 2008 y de inmediato requirió el uso de cuerpos iluminantes fluorescentes, puesto que la iluminación LED no solo no ofrecía en ese momento el nivel de calidad alcanzado hace pocos años, sino que los costes que representaban su uso eran excesivos. Desde ese momento, el objetivo del estudio de Turín ha sido lograr que la luz hiciera más agradable la estancia a los pacientes y a sus familiares, siempre tratando de optimizar al máximo el uso de las luminarias. Para ello, S.T.A.P.I. ha confiado en la tecnología de 3F Filippi y ha utilizado, en concreto, las luminarias colgantes Fly 2, con luz directa e indirecta (para ofrecer una sensación de ligereza en algunos ambientes como laboratorios y ambulatorios) y de techo, ambas con regulación de intensidad luminosa. Estas luminarias se caracterizan por un diseño elegante, una gran cantidad de luz indirecta y bajos niveles de deslumbramiento.
En total, se han empleado más de 150 productos 3F Filippi en el Spazio LILT, repartidos entre los ambulatorios y los numerosos ambientes de la estructura. La elección de cuerpos iluminantes de alta eficiencia de 3F Filippi se enmarca en un diseño con un enfoque más complejo, que contempla el uso de la domótica para racionalizar el empleo de cada cuerpo iluminante elegido. «Si empleado de la mejor manera posible, — explica el ingeniero Giorgio Bruno Ventre — un producto fluorescente puede alcanzar una vida útil similar a la de las luminarias LED. Por lo tanto, hemos optimizado la utilización mediante la instalación de sensores de presencia y luminosidad en las zonas que están expuestas simultáneamente, a determinadas horas del día, a la iluminación natural y artificial; de esta forma se puede mantener la luminosidad programada para cada contexto.»

Gracias a los sensores, la potencia se reduce hasta el 10 % cuando un determinado ambiente está vacío o en función de la intensidad de la luz solar que procede del exterior (se ha adoptado el sistema on/off solo en las áreas ciegas). Dicha disminución permite reducir considerablemente los cebadores iniciales de los tubos fluorescentes, lo que acelera considerablemente el deterioro de las fuentes.
El uso de los sensores forma parte de un diseño eléctrico-domótico con la utilización de un "BUS de campo", que requiere una comunicación digital entre estos y los cuerpos iluminantes; se gestiona de forma centralizada y permite una importante reducción de cableados y de los costes de gestión. De hecho, el uso de la regulación de la intensidad luminosa en esta configuración de sistema permite un ahorro del consumo de aproximadamente el 50 % respecto al tradicional sistema on/off, en el que siempre hay luces encendidas incluso cuando no hay nadie: un aspecto sumamente importante para una estructura que opera gracias a fondos privados y que, junto a los servicios para los enfermos, alberga también oficinas, áreas técnicas, un área dedicada al Colegio de Enfermería de Biella y un gimnasio para los protocolos sanitarios de rehabilitación, en una superficie total de unos 2,800 m2.